Delta News & Trends

¿Qué es la firma biométrica y para qué se utiliza?

La mayoría de personas estamos más o menos acostumbradas a ir al banco o a la gestoría y firmar en una pantalla digital para dar nuestro consentimiento al documento. Pero, ¿sabemos exactamente por qué se hace esto? y, sobre todo, ¿en qué sectores es útil la firma biométrica digital?

La firma biométrica es un sistema digital de firma electrónica que permite en primer lugar que la persona dé su consentimiento a un determinado documento, como un contrato —hasta aquí, lo mismo que haría una firma física—. Pero además permite la identificación inequívoca de la persona, ya que captura y compara unos parámetros biométricos únicos a partir de la firma, como la posición del lápiz al firmar, la presión ejercida, la inclinación del trazo o la rapidez del movimiento. Los datos biométricos se encriptan para garantizar su seguridad.

Sin embargo, no todas las firmas biométricas son legales o igualmente válidas. Para que una firma digital tenga validez legal, debe cumplir con los requisitos establecidos en el Reglamento de la UE 910/2014, también conocido como eIDAS. Para ello, el sistema de recogida de la firma biométrica debe:

  • Permitir la identificación de la persona firmante.
  • Vincular a la persona firmante de manera única.
  • Estar vinculada con los datos firmados de forma que se pueda detectar cualquier modificación posterior.
  • Crearse utilizando los datos de creación de la firma electrónica, con un alto nivel de confianza o bajo control exclusivo de la persona firmante.
  • Cumplir con la normativa de protección de datos, tanto la GDPR como la Ley Orgánica 3/2018.

Debemos tener en cuenta que no siempre que firmamos en una pantalla estamos capturando una firma biométrica. Hay sistemas que simplemente capturan la firma manuscrita y la digitalizan, es decir, pasan el trazo al documento digital. Pero estos sistemas no son seguros para según qué transacciones, ya que no verifican a la persona, y además pueden dar lugar a una falsificación documental, porque la firma no está asociada a datos de la persona.

Así, tenemos que diferenciar entre:

  • Firma digitalizada: Simplemente se pasa el trazo manual a un formato digital. Es un sistema poco seguro y fácilmente falsificable.
  • Firma electrónica: Es la verificación o consentimiento de la persona aplicado a un documento electrónicamente, en vez de firmar en papel físico. Legalmente equivale a una firma manuscrita.
  • Firma digital: Requiere un certificado digital de una entidad certificadora para verificar la identidad del usuario. Este certificado se vincula mediante criptografía al documento, lo que crea una huella digital única. Así, no solo demuestra el consentimiento de la persona, sino que autentica el documento firmado.
  • Firma biométrica: Se trata de una firma electrónica avanzada, que incorpora la captación de parámetros biométricos de la persona para poder identificarla inequívocamente.

¿Qué ventajas tiene la firma biométrica?

  • Tiene validez jurídica, y garantiza la integridad del documento firmado.
  • Es un proceso rápido, que ahorra tiempo en gestiones administrativas, ya que no es necesario imprimir, firmar y volver a escanear los documentos.

¿Para qué se utiliza la firma biométrica?

Cualquier sector donde la persona tenga que realizar una firma para dar su consentimiento o confirmar una acción, como la recepción de un paquete o carta, es susceptible de implementar una firma electrónica con biometría. Como ya hemos comentado, se trata de un sistema mucho más seguro que la simple captura y digitalización de la firma, ya que esta última solo prueba que alguien firmó el documento, mientras que la firma biométrica identifica inequívocamente a la persona firmante.

En general, los sectores que más se pueden beneficiar de un sistema de firma biométrica son los siguientes:

  • Hoteles y alojamientos turísticos.
  • Empresas de alquiler de coches.
  • Comercio retail y de lujo.
  • Banca y entidades financieras.
  • Sanidad y hospitales.
  • Empresas: Recursos Humanos, Departamento de Contabilidad y Finanzas…
  • Empresas de seguridad.
  • Casinos y salas de juegos.

De hecho, hay cada vez más empresas y sectores que están implementando soluciones de firma biométrica, no solo porque agilizan los trámites y evitan las impresiones en papel, sino por el plus de seguridad que proporciona a cualquier transacción.

 

¿Quieres saber más?

Entradas relacionadas

Uno de los objetivos esenciales en el sector hospitality es maximizar los ingresos por reserva obtenidos, ya que

Ubintia es una consultoría tecnológica centrada en mejorar la experiencia de las personas, un aspecto cada vez más